Miedo y ansiedad en animales: explosión de fiesta, para ellos es terror. La mejor forma de ayudarles


No solo los juegos artificiales le causan ansiedad a las mascotas, tambien las tormentas, los ruidos fuertes de explosiones o motores, separarse del dueno y hasta una visita al veterinario.

Durante estas fechas de celebración son comunes las explosiones de pólvora. Conforme avanza el año y cae el invierno, los rayos y truenos se esperan casi todas las tardes lluviosas de nuestro trópico. A esto se le pueden sumar sonidos fuertes como aviones, disparos e inclusive el estrés que les genera a los animales el cambio en general, separarse del dueño o algo tan sencillo como montarse en el carro para ir al veterinario.

Los sentidos de los animales son mucho más sensibles que los de los humanos: escuchan/sienten sonidos y retumbos con una intensidad inimaginable para nosotros, se ponen ansiosos porque creen que hay peligro o incluso, que van a ser abandonados. Todos estos eventos les causa mucho estrés y sufrimiento. La consecuencia inmediata del estrés en animales son síntomas de pánico: jadeo y temblores, así como comportamientos destructivos y autodestructivos. A muchos animales les da por huir y en su intento se maltratan y se extravían. A largo plazo, el estrés crónico es capaz de bajar las defensas del organismo del animal y hacerlo propenso a enfermedades.

Para evitar a su mascota este tipo de sufrimiento, existen una serie de técnicas relativamente sencillas que casi cualquier persona puede poner en práctica para ayudar a su mascota este fin de año o cuando se avecine algún evento que ya sepa de antemano, es detonante de estrés para el animal.

1. Identificación, ejercicio y refugio: Tenga a su mascota debidamente identificada con una placa que tenga su numero de teléfono, si no le dio chance de conseguir una, al menos póngale una identificación con cinta adhesiva. Horas antes del juego de pólvora o del evento estresante, ejercite a su mascota ese mismo día, juegue bastante o llévela a a una larga caminata de manera que más tarde, tenga mejor disposición de descanso. Momentos antes del evento estresante, ubique al animal en un lugar seguro y tranquilo donde esconderse sin hacerse daño hasta que pase el alboroto. Se vale abrazarlo y reconfortarlo si se puede estar presente.

2. Aceites esenciales: específicamente el aceite de lavanda (recomiendo que sea puro y certificado para uso terapéutico orgánico) es un calmante natural por excelencia. Cuidado porque los animales son muy sensibles a los aceites esenciales, así que se debe usar diluido en partes iguales con aceite de coco y masajear la parte externa de las orejitas donde hay pelo. También se puede aplicar la mezcla en la cobija, cama o utilizar en un difusor de aceites con agua. Al hacer CLICK por acá se puede comprar cualquier tipo de aceite de la mejor calidad: http://mydoterra.com/drangielamparero

3. Música relajante: se puede encontrar música calmante para animales en aplicaciones para celular, en YouTube, Spotify, Google Play entre otros. El secreto de esta música es que además de ser relajante, trae insertos sonidos especiales que van a desensibilizar al animal; algunos de estos sonidos no pueden ser percibidos por el oídos humano. De esta forma, cuando el sonido real sucede, el perro reacciona de forma menos exagerada. Es bueno ponerle esta música al animal días antes del evento estresante y durante el mismo. Aquí les dejo una sugerencia de música relajante:

https://www.youtube.com/watch?v=ODU7qUj7jjw&t=33s

4. Vendaje o chaleco anti-ansiedad: dependiendo de la talla del animal se le puede comprar un chaleco que le baja su nivel de ansiedad al “abrazar” el torso del paciente. Este mismo efecto de "abrazo" se logra colocando un vendaje con venda elástica. Los chalecos se pueden comprar online (Mundo Mascota en CR) y el vendaje se hace pasando la venda elástica por adelante del pecho, cruzándola arriba donde se juntan las paletas de los hombros, luego cruza abajo en el pecho y por ultimo amarra por arriba del lomo atrás de las costillas, es como hacer un 8. Aquí un video de cómo hacer el vendaje: https://www.youtube.com/watch?v=autlUlomFPk

5. Calmantes orales: el animal asustadizo se puede medicar media hora antes del evento estresante con el propósito de calmarlo o dependiendo de la droga a usar, incluso sedarlo. Lo más recomendable es usar fitofármacos naturales especiales para uso animal. En casos más severos, se pueden recetar drogas sedantes. Todos estos productos vienen en forma de pastilla o gota que se dosifican de acuerdo al peso del paciente y deben ser prescritos por un médico veterinario.

Ojalá que estas técnicas sean de utilidad para el bienestar de las mascotas. Seamos conscientes que los animales salvajes también sufren con este tipo de ruidos, que para nosotros son festejo, pero para ellos son los ruidos del apocalipsis. Por los animales, y por menos casos en las unidades de quemados en nuestros hospitales, avancemos hacia un mundo con menos explosiones.

¡FELIZ, PRÓSSPERO Y SALUDABLE AÑO NUEVO PARA TODOS!

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square